Compañeros del Centro de Clases de Barcelona.
Salud.

Compañeros: Considerando que la crisis actual va revistiendo de día en día un carácter alarmante, tomando proporciones verdaderamente amenazadoras y tendiendo a llevar sobre nuestras familias la desolación del hambre más espantosa, sin expectativa de recursos, sin medios propios y adecuados para hacer frente a la situación precaria que va minando poco a poco nuestro trabajo, ya bastante fatigoso e improductivo para nosotros; considerando que se acerca el día en que carezcamos de un pedazo de pan para alimentar a nuestras esposas y a nuestros hijos; considerando que por nuestra parte estamos obligados a prevenir en lo posible los desastrosos efectos de la necesidad, antes que el mal sea incurable y las consecuencias fatales, y considerando que, según nuestro modo de ver, la crisis obrera tiende a aumentar en lugar de disminuir,
Este Centro, en reunión del día 4 del actual, acordó por unanimidad haceros presente que urge el que las clases obreras tomen una resolución pronta y enérgica, puesto que nosotros creemos que con la celebración de un Congreso nacional de todas las clases trabajadoras podría encontrarse un medio conducente a remediar nuestro mal.
Este Centro os delega para que, si lo creéis conveniente, toméis la iniciativa para la celebración de dicho Congreso.
Esperando vuestra resolución, este Centro os desea salud y revolución social.
Mataró, 12 de agosto de 1887.—Por este Centro: El secretario, JUAN TORRENS.

Sociedad de Oficiales Albañiles de Mataró y sus contornos.—Unión de Preparadores, Hiladores y Tejedores (Mataró).—Sociedad de Cerrajeros y Fundidores de Mataró.—Sociedad Vidriera (Mataró).—Sociedad de Obreros Curtidores (Mataró).—La Fraternal, Sociedad de los Vidrieros (Mataró).